EL DUELO

thumbnail

Que es el duelo?
Pues es una experiencia que conlleva un  proceso psicológico que se produce tras una pérdida, separación, ausencia o abandono.
Es una de las experiencias más duras por las que puede pasar una persona a lo largo de su vida.
Muchas personas lo asocian a la muerte, pero  también puede ocurrir cuando nos rompen el corazón o cuando perdemos un trabajo después de muchos años en el mismo puesto, una perdida de dinero, o de salud.  Se produce, en las situaciones en las que ocurre algo que interpretamos como una pérdida y nos cuesta desapegarnos de esa perdida.

TIPOS DE DUELO – TIPOS DE PÉRDIDAS
No necesariamente tiene que ocurrir por la pérdida de un ser querido.
Tipos de Perdidas:
Tiene que ver con las pérdidas de personas. Es decir, separaciones, divorcio, muerte de seres queridos.
Pérdidas de capacidades: Ocurre cuando una persona pierde capacidades físicas o mentales. Por ejemplo, por una amputación de un miembro.
Pérdidas materiales: Se da ante las pérdidas de objetos, posesiones y, en definitiva, pérdidas materiales, dinero, pisos.
Pérdidas evolutivas: Son los cambios de las etapas de la vida: vejez, jubilación, etc.

Además existen maneras de vivir el duelo:
DUELO ANTICIPADO
Este ocurre cuando se da antes que haya la perdida, tanto por una muerte, un abandono o una separación.
Este tipo de duelo se prepara poco a poco en el tiempo y cuando se produce la pérdida el dolor no es tan grande y las fases del duelo se dan más rápidamente.
DUELO SIN RESOLVER
Significa que la fase de duelo sigue presente y aun no se ha superado. Lo que se establece para un duelo suele ser entre 12 y 24 meses y muchas personas necesitan mucho más para gestionarlo.
DUELO CRÓNICO
Es el duelo que se cronifica y dura en años, también se le llama patológico pues la persona no pude vivir su día a día. La persona se ve incapaz de aceptar esa perdida
DUELO AUSENTE
Es un duelo que  la persona niega que los hechos hayan ocurrido.
La persona sigue en la etapa de negación.
DUELO RETARDADO
Su inicio se da al cabo de un tiempo, ya que la persona en un principio no se lo puede creer. También se llama duelo congelado. No se sufre en el momento pero tarde o temprano sale para poder gestionarlo.
DUELO INHIBIDO
Cuando no se puede expresar los sentimientos por el dolor de la perdida. Las personas no pueden llorar y expresar su duelo.
DUELO DESAUTORIZADO
Si el entorno no acepta el duelo, la personas tiende a reprimir sus sentimientos y no se supera el duelo.
DUELO DISTORSIONADO
Se manifiesta como una fuerte reacción desproporcionada en cuanto a la situación.
Ante una gran pérdida no es capaz de gestionarlo y con una pequeña perdida sale a flote la primera perdida.

FASES DEL DUELO
Sin duda, superar el duelo es complicado, por lo que la persona debe ir pasando una serie de etapas para volver a estar bien. Es una experiencia muy dolorosa y cada persona tiene una forma personal de vivirlo.
Según la teoría de Elisabeth Kübler-Ross, las etapas del duelo son:
NEGACIÓN
La primera de las fases es la negación, que se caracteriza porque la persona no acepta la realidad. Y no se lo puede creer.
El problema se encuentra, cuando las personas se quedan estancadas en esta etapa al no poder afrontar el cambio.
CÓLERA O IRA
La tristeza, la melancolía,  puede llevar a una persona sufrir rabia, ira, resentimiento y buscar culpables. No aceptando la situación.
NEGOCIACIÓN
Es buscar una negociación ficticia. Muchas personas que se enfrentan a la perdida, tratan incluso de negociar con una fuerza divina.
Otras personas, realizan otras negociaciones o compromisos.
Por ejemplo «¿Podemos seguir siendo amigos?» o “Voy a lograr esto por ti.”
La negociación no da ninguna solución sostenible, solo puede reducir el dolor del momento. Ya que cuando una situación se termina, se termina para siempre.
DEPRESIÓN
Algunas veces  la pérdida produce una situación tan dolorosa, que la tristeza y la melancolía,  puede llevar a una persona a una situación con síntomas que se asemejan a un trastorno depresivo.
ACEPTACIÓN
Esta etapa es la que se ha aceptado la situación de la perdida. Es la que nos lleva a tener un desapego emocional y una comprensión de lo que ha sucedido.

De qué depende de que estas etapas pasen más rapidamente.

  • De los recursos que tenga la persona.
  • De los apegos que tenga la persona a las perdidas.
  • Del tiempo que pase después de la situación de la perdida.

Lo que está claro es que si la persona no acepta la situación de duelo, es necesario que busque ayuda psicológica para superarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies información

ACEPTAR
Aviso de cookies